Este 6 de enero las familias cristianas festejan la Fiesta de la Epifanía o el Día de los Santos Reyes Magos, recordados cómo, aquellos personajes eruditos y sacerdotes del Medio Oriente, rindieron un homenaje al Niño Jesús llevándole hermosos regalos como el oro, el incienso y la mirra.

En Nicaragua esta tradición poco a poco viene creciendo. Para líderes religiosos y tradicionalistas, este 2018 los tres mejores regalos que nos pudieron traer los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) son la Solidaridad, la Unidad y la Paz; hermosos presentes que vive esta nación y que son realmente valiosos, frente a un mundo convulso y globalizado.

El Padre Antonio Castro, Párroco de la Iglesia La Merced, manifestó que así como los Reyes Magospracticaron el desprendimiento, y llevaron ofrendas y regalos a Jesús de Nazaret, de igual forma han sido precursores de esa solidaridad, ese desprendimiento.

Para un cristiano, no tiene por qué haber diferencias y distinciones, ni religión, ni niveles sociales, políticos y culturales; porque Dios no se reveló a los ricos, a los sabios, no se reveló a los poderosos, sino a toda la humanidad. Dios es el Padre de todos, se revela a todos y muere y entrega su vida por todos”, reflexionó.

 

En este sentido, manifestó que el cristiano debe de celebrar esta Fiesta de la Epifanía reconociendo en cada cultura, cada persona y cada lugar, a un hermano; a Cristo que se encarna, vive y quiere crecer entre nosotros.

El creador del ‘Nacimiento‘ más grande de Nicaragua, el periodista Moisés Absalón Pastora, manifestó que todos debemos de ser parte de una Epifanía permanente, y darnos a la tarea de renacer a diario, y darnos la revelación.

Los nicaragüenses debemos de tener una identidad espiritual que no sea posible desunir”, manifestó.

Pastora recordó que Melchor, Gaspar y Baltasar, jugaron un papel importante en el momento y contexto del nacimiento de Jesús.

Cuando llegan a entrevistarse con Herodes, este los recibe diplomáticamente como altos dignatarios. Pero Herodes, sabiendo que estos reyes llegaban a traídos por la Estrella del Norte, quería que estos le dijeran dónde estaba el Niño Jesús”, indicó.

Explicó que Herodes había escuchado de sus adivinos, que Jesús iba a ser rey y estaría por encima de todos los reyes.

El celo político lo llevó a Herodes a buscar a ese rey que él imaginaba nacido en las familias pudientes, en los sectores más poderosos, y jamás se llegó a imaginar que ese Rey contrariamente iba a nacer en un humilde establo rodeado de animales”, expuso Pastora.