En Tiempos de Paz y Victoria, Nicaragua entera conmemora este 8 de noviembre, el 41 Aniversario del Tránsito a la Eternidad del Comandante Carlos Fonseca Amador, Jefe de la Revolución Popular Sandinista, poeta, guerrillero y corazón de Santo.

Familias de diferentes barrios de la capital, miembros de la Juventud Sandinista 19 de Julio, trabajadores de instituciones del Estado y militantes de la gran familia Sandinista, depositaron flores al pie del mausoleo del Comandante Carlos, ubicado en la Plaza de la Revolución.

Un gigante de la historia revolucionaria

La Juventud Sandinista ha dedicado este miércoles un hermoso homenaje al Comandante Carlos. Llevaron flores y protagonizaron un acto artístico y cultural, evocando la memoria de este gigante de la historia revolucionaria.

Desde esta Nicaragua de Sandino y de Rubén, rendimos homenaje y compromiso en Tiempos de Victoria al Comandante Carlos, al fundador, al tayacán vencedor de la muerte“, cita el mensaje de la juventud, leído desde la Plaza de los Comandantes.

En estos 41 años del Tránsito de la inmortalidad de Carlos, se recuerda su llegada a este terruño, con sus ojos miopes, azules, intensos, llenos de cariño y compromiso con su pueblo, pueblo que agradece su existencia y recoge su legado, el legado de la dignidad.

Ejemplo que marca el corazón

Ejemplo que nos marca el corazón como hijos de tu luz que alumbra la oscuridad y el camino de la esperanza. Este 8 de noviembre agradecemos por tu lucha de libertad, y decimos con el corazón en alto: gracias, porque sos el reflejo de la alegría de los ojos de los niños nicaragüenses“, indicaron los jóvenes.

Manifestaron su eterno agradecimiento al Comandante Carlos, cuyo azul claro de su sonrisa aún brilla en el pueblo nicaragüense, en estos Nuevos Tiempos de Paz, conducidos por el Buen Gobierno del Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

Comandante Carlos, por eso hemos venido a cumplir el deber sagrado de saludarte y ratificar ante tu mausoleo, el mausoleo del Comandante Tomás Borge y el Coronel Santos López, el compromiso de seguir asumiendo grandes tareas para cambiar Nicaragua“, expresaron los jóvenes.

Este 8 de noviembre, la Juventud reafirmó la confianza y la esperanza, como promotores de la Paz, el Amor, el Bien Común.

Aquí está Carlos, corazón de Santo. Aquí está Carlos, mecanógrafo, hormiga y martillo. Aquí está Carlos con sus ojos azules, generoso, apuntando firme hacia el futuro“, reafirmaron las nuevas generaciones.