El Centro Nacional de Huracanes (CNH) continúa vigilando esta madrugada el segundo disturbio con potencial desarrollo ciclónico de esta temporada, el cual se encuentra al este del Caribe.

En su boletín de las 8:00 a.m., el CNH informó que el eje se encuentra en la latitud 8.7 grados norte con la longitud 55.7 grados oeste, a unas 400 millas al este sureste de la isla de Trinidad. Tiene 90% de desarrollo ciclónico en las próximas 48 horas.

El sistema tiene vientos de tormenta tropical, pues ya alcanzan las 40 millas por hora. Sin embargo, el CNH no lo ha catalogado como una tormenta porque el sistema no cumple con la característica de tener una circulación cerrada, explicó el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología en San Juan.

Este es el primer aviso que el CNH emite de disturbios que aún no han alcanzado las categorías de ciclones tropicales. Estos boletines se emitirán para alertar a la ciudadanía sobre el posible impacto de un ciclón en menos de 48 horas.

Este disturbio con potencial de ciclón tropical ha ocasionado un aviso de tormenta tropical para Barbados, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, así como Granada, según el CNH. Un aviso de tormenta significa que se esperan esas condiciones dentro del área bajo aviso dentro de 36 horas.

El lunes en la noche se espera que condiciones de tormenta tropical alcancen las islas sur de Barlovento.

El disturbio con potencia ciclónico se mueve en dirección oeste a una velocidad de 23 millas por hora.

El CNH anticipa "un movimiento rápido hacia el oeste noroeste durante las próximas 48 horas" y se pronostica que el disturbio se convierta en una tormenta tropical antes de que se mueva a través de las Islas de Barlovento entre esta noche y mañana.

La actividad de aguaceros y tronadas asociadas con el disturbio sigue tornándose más organizadas, y desarrollo adicional es probable durante el próximo día o dos, según el CNH.

Esta temporada de huracanes de la cuenca atlántica, que comenzó oficialmente el 1 de junio, se prevé "por encima" de lo normal, con la formación de 11 a 17 tormentas tropicales, de las cuales entre cinco y nueve se convertirían en huracanes y entre dos y cuatro serían de categoría mayor, según la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA).

En una temporada considerada normal para la NOAA se forma una media de 12 tormentas tropicales, de las que seis se convierten en huracanes y tres de ellos alcanzan categorías superiores, a partir de 3 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson.