A petición de autoridades de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) la policía Nacional mostró la destrucción, saqueo y parte del armamento que poseían los terroristas y delincuentes que tenían tomada esta alma máter.

Dentro de la destrucción realizada por estos grupos terroristas que tenían ocupada desde hace semanas  la universidad está el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) Arlen Siú, que fue quemado; también fue destruida una residencia estudiantil, se destruyeron y saquearon áreas como la oficina de la dirección jurídica, la oficina de transporte, oficinas centrales de administración, contabilidad, oficina de finanzas, tesorería, oficinas de vicerectorías; también hubo destrucción en los laboratorios del Polisal, aulas de clases, entre otros lugares.

Gran cantidad de alimentos, medicamento, condones, colillas de cigarro y alcohol de todas las marcas, fueron encontrados en diferentes sectores de la universidad.

Además, motos y vehículos que habían sido robados para posteriormente ser desarmados, son parte de las evidencias encontradas en la escena que demuestra la destrucción consciente que hicieran.

El edificio del Polisal era destinado como cuarto de torturas, así ellos mismos lo ubicaban con rótulos que colocaban en las puertas.

Nombres, números de teléfonos de médicos, cédulas, apodos, pancartas haciendo referencia a la vinculación a la Mara19, son algunas de las evidencias en el sitio.

Linda Ramírez, asesora de la universidad, expresó que “el día de hoy la policía nacional está haciendo las pesquisas pertinentes para poder establecer a cuanto hacienden los daños causados a la institución”.

“La universidad, de acuerdo a las pesquisas va a continuar investigando hasta responsabilizar a aquellos que hicieron todo esto porque hay una gran afectación a la universidad no solo en la infraestructura sino también en cuento a la repercusión que tiene en las clases”.

“Encontramos del pabellón 2, diez morteros, lanza morteros, bombas de fabricación artesanal, miguelitos, armas de fabricación industrial, municiones”, detalló Ramírez.

Aún no se reinician las clases

El inicio de las clases aun no se ha definido, en esta semana el consejo universitario estaría valorando cuáles son las acciones a tomar para tratar de salvar este año escolar.

Los vehículos que se encontraban en la oficina de transporte fueron desmantelados por estos atrincherados y en las oficinas sustrajeron computadoras.

Áreas verdes podrían tener explosivos

La representante legal de la UNAN-Managua, resaltó que no hay acceso a las áreas verdes por estar cubiertas con explosivos.

“Tenemos fundada razón que en las partes de áreas verdes podría haber explosivos ya que hoy tuvimos un incidente en el que hubo una explosión y eso nos hace indicar la presencia de explosivos”, culminó.

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan

unan