Los que desean una patria llena de amor, armonía, paz y tranquilidad, se tomaron nuevamente las principales avenidas de la capital para demandar justicia y el respeto a la vida, que tanto mancillaron con su terror y violencia aquellos que pretendieron instaurar un golpe de estado para deslegitimar al gobierno constitucional del Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

Esta gigantesca caminata empezó desde la rotonda Jean Paul Genie, para inundar toda la carretera a Masaya, la rotonda Centroamérica, la Plaza de las Victorias, Metrocentro y el Paseo Tiscapa, y concluirá en la Avenida de Bolívar a Chávez.

La bandera de Nicaragua predomina durante esta caminata, mientras la del FSLN la protege, tal y como ha sido históricamente a lo largo de la lucha revolucionaria, para defender la dignidad, la autodeterminación y la soberanía de la patria. En este mar humano, van personas de todas las edades, vendedores por cuenta propia, trabajadores de la salud, de la educación y militantes históricos del Frente Sandinista y jóvenes que reconocen el esfuerzo del gobierno sandinista por restituir derechos a la vida, al trabajo, a la salud.

El Chocolate camina con el pueblo

Entre ese pueblo que marchó estaba el tetracampeón nicaragüense Román “Chocolatito” González y la alcaldesa de Managua, compañera Reina Rueda, ambos abrazando el mismo ideal de justicia y de paz.

Román recibió el abrazo del pueblo, ese mismo pueblo que está pendiente en cada pelea para apoyarlo en la victoria y en la derrota, pero siempre ahí respaldando a este gran boxeador.

“Aquí vamos en la lucha, siempre adelante y mandándole bendiciones a toda la gente que escucha y acompaña esta caminata. Viva el comandante Daniel y aquí voy caminando con este pueblo que quiero mucho y respalda al comandante Daniel, a la compañera Rosario, nos sentimos agradecidos con Dios por darnos un día más de vida, queremos la paz, la tranquilidad en nuestro país”, dijo Román.

Agradeció a todo el pueblo por respaldarlo en cada pelea “fue una buena pelea, cinco asaltos, nos cuidamos muy bien para esta pelea y se la dedico al pueblo de Nicaragua, a toda esa juventud, al comandante, a mi familia, a mis hijos, aquí vamos hacia la victoria con nuestro comandante Daniel, queremos prosperar en nuestro país y solo hacemos con nuestro comandante Daniel y pidiendo a Dios para que todo salga bien”.

Dijo sentirse feliz de caminar con el pueblo que quiere mucho, “este pueblo que vamos respaldando al comandante, diciendo presente, adelante y hacia la victoria”.

La compañera Reina Rueda también caminó orgullosa de abrazar la causa de la paz, porque eso es lo que desea la gran mayoría del pueblo, que ningún gobierno norteamericano intervenga en los asuntos del país.

“Estamos apoyando al verdadero diálogo, de pueblo a pueblo, de hombre a hombre, de mujer a mujer, de familia en familia. Nos expresamos permanentemente por la paz y respaldando nuestro modelo de trabajo, apoyando a nuestro gobierno que encabeza el comandante Daniel y la vicepresidenta Rosario Murillo”, citó Rueda.

Manifestó que cada miércoles y sábado el pueblo amante de la paz camina para rechazar cualquier intento de golpe de estado que violente la constitución.

“Este apoyo es masivo, es extraordinario y tienen que pagar los culpables de toda esta destrucción, de todo este desorden, no hay derecho de quitarle la paz y armonía a nuestro pueblo que es lo que más valora”, agregó la alcaldesa capitalina.

“Como pueblo, como ciudadanos estamos dispuestos a agotar todas las vías de la paz, del amor, porque nosotros queremos una Nicaragua en paz, sin violencia, sin terrorismo, sin delincuencia. le hacemos un llamado a esos que andan buscando como destruir a Nicaragua que por favor cesen de sus agresiones, de andar haciendo vandalismo contra la ciudadanía, porque este pueblo está con Daniel”, expresó el ciudadano Guillermo Vivas del barrio El Bóer.

Martha Espino señaló que el pueblo demostró que no quiere más violencia, que desea la paz y que no acepta ninguna intervención extranjera.

“Le hacemos un llamado al amor, a la reconciliación, hacemos un llamado para seguir trabajando por el progreso de la patria, hacemos un llamado para que nos juntemos y trabajemos por la paz, que reconstruyamos lo que destruyeron los que no quieren esa paz”, dijo Martha.

El mediano empresario Juan Caldera llegó con todos sus trabajadores que también demandaron el cese de la violencia y que todo aquel que cometió delito pague con la cárcel por destruir el país.

“La mayoría de los nicaragüenses somos gente de paz, el sandinismo significa progreso, paz, amor y ante el golpismo fracasado el pueblo dice presente los días miércoles, los sábados y los días que sean necesarios. Nosotros el pueblo, la gran mayoría estaremos en la calle no para empuñar las armas como lo han hecho los golpistas, sino para decir que aquí está el pueblo que desea la paz”, dijo.

La inmensa caminata concluyó en los alrededores de la Asamblea Nacional, donde diversos artistas brindaron un concierto a favor de la paz, de la justicia y de la vida, como Gustavo Leyton, entre otros.

avenida

Caminata en conmemoración a los 45 años de la gesta heroica de Nandaime

Al concluir la caminata en la Avenida de Bolívar a Chávez, la Comandante Doris Tijerino se dirigió a la multitud recordando la gran gesta de los héroes de Nandaime hace 45 años.

Ante la emoción de ver el mar de gente sandinista dijo recordar siempre en esos momentos que reúnen a la masa del sandinismo cantando, festejando y recordando a los héroes y mártires, que el Comandante Tomás Borge decía: “somos los más y los mejores”, eso somos los sandinistas.

Mencionó que este martes también estuvo en Diriamba conmemorando a los héroes caídos en Nandaime como son: Oscar Turcios, Ricardo Morales Avilés, Juan José Quezada y Jonathan González, quienes después de haber sido torturados fueron asesinados.

En el municipio caraceño, Tijerino señaló que el único hermano de Ricardo dijo unas palabras, las cuales trasmitió al pueblo sandinista presente en la capital.

Él dijo: “que la mejor manera de rendir homenaje a estos compañeros que cayeron hace 45 años, ya sabemos en qué condiciones, es haciendo un compromiso de defender los logros que la revolución le ha garantizado al pueblo nicaragüense. Y yo quiero transmitir ese compromiso y la necesidad de asumirlo y llevarlo adelante”, indicó Tijerino.

Hizo mención a una frase de Benigna Mendiola expresada el pasado el 3 de septiembre cuando en Yale donde cayó Bernardino Díaz Ochoa, y compartieron con varios pobladores de la zona, dijo: “Me van a perdonar, pero yo soy bien malcriada y soy malhablada, estos desgraciados hijos de la gran p.. asesinaron a mi hijo”.

“Yo quiero apropiarme de esta frase porque otros desgraciados asesinaron a Oscar, a Ricardo, a Juan José, a Jonathan y a miles de nicaragüenses. Y parecieran que son los mismos. Parece que no ha pasado el tiempo en la mentalidad de algunas personas”, agregó.

avenida

avenida

avenida

avenida

avenida

avenida

avenida

avenida

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata

caminata