La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, anunció que este fin de semana se estará trabajando en apoyo a familias sandinistas que fueron víctimas de ataques y saqueos por el terrorismo golpista.

Más de 70 familias van a recibir aportes solidarios para la reconstrucción de sus viviendas en cuatro departamentos de nuestro país, empezando el domingo en bonitos actos de entrega de estos apoyos solidarios, dijo Rosario.

“Por supuestos no reparan el sufrimiento, el daño sicológico que se hizo a estas familias, cuando se pretendió aterrorizarlas y se logró en muchos casos, aterrorizar; ese es el plan del golpismo, el terror, la humillación, los tratos denigrantes y crueles e instalar en el corazón de las familias, la vergüenza de ser sandinistas”, enfatizó.

Sin embargo, la Compañera Vicepresidenta acotó: “Pero qué vergüenza podemos tener si nos sentimos orgullosos, gracias a Dios hemos logrado lo que ningún otro Gobierno había logrado en este país”.

Dijo que es una gran cantidad de proyectos que desde la solidaridad y desde el concepto de opción preferencial por los pobres, instalaron capacidades entre las familias nicaragüenses.

Muchos de esos proyectos se están retomando. “Estamos retomando esos proyectos de bien común, de paz y bien, para con esperanza, confianza, alegría, porque también tenemos que recuperar la alegría en nuestras vidas, con esperanza, con confianza, con alegría, nos indican ese rumbo hacia delante que Dios ha dispuesto para nuestra Nicaragua”, destacó.

Ayuda para setenta familias en cuatro departamentos

Son setenta familias que van a recibir apoyo solidario en Granada, Carazo, Masaya, Managua y León para recuperar normalidad a partir de la recuperación de sus viviendas, aunque Rosario recalcó “que nunca se repara el daño sicológico que han hecho los golpistas en Nicaragua”.

“Ese terrorismo golpista, que Dios los perdone, que Dios los perdone, y que las instituciones que están dedicadas a identificar crímenes, criminales, y garantizar justicia, pues que se encarguen de la justicia.”, sentenció.

No promovemos venganza

“Nosotros no promovemos venganza, no promovemos rencor, no promovemos resentimientos, no promovemos crímenes de odio, queremos justicia, eso sí, justicia y reparación para las familias que sufrieron las acciones criminales del golpismo, del terrorismo golpista!”, reiteró.

Lo que se busca es “justicia y reparación para quienes perdieron seres queridos, justicia y reparación, para los secuestrados, torturados, violados, lesionados y para quienes perdieron viviendas y medios de trabajo”.

Que paguen por destrucción

“Justicia y reparación, que paguen por la destrucción de Nicaragua, que paguen por la destrucción no solo de las viviendas de familias, sino de toda la infraestructuras y las instituciones de servicio al pueblo”, dijo.

“Qué odio contra un proyecto de cristianismo, por ahí se conoce, por sus hechos los conoceréis. Proyectos cristianos contra los que se ensañaron los golpistas, los terroristas, ¿Por qué será? Por qué será? Qué odio, cuánto odio, pero nosotros jamás vamos a caer en la tentación del odio”, advirtió.

Expresó : “Nosotros estamos llenos de amor cristiano, y por eso somos capaces de reemprender las rutas de perdón, reconciliación y sobre todo la garantía de una convivencia armoniosa, pacífica, en las comunidades de nuestro país. Eso es lo que queremos”.

“Esa sería la mayor retribución a un pueblo que ha sufrido tanto”, añadió.

Reiteró los deseos de “que logremos vivir en paz, que logremos reinstalar la armonía y que logremos avanzar en cristianismo, socialismo y solidaridad”.

Caminatas exigiendo justicia

Dijo que este fin de semana nuevamente se realizarán caminatas pidiendo justicia a las instituciones encargadas, “no justicia por las propias manos, eso no cabe”.

Recalcó que las las instituciones encargadas de hacer justicia deben ser las encargadas, “los responsables tienen que pagar por los crímenes y por la destrucción de Nicaragua”, indicó.

“El ánimo, el aliento, la esperanza y la confianza del pueblo nicaragüenses que es más grande, es lo que nos hace a todos ir adelante y mostrar la fortaleza moral que tenemos como cristianos, como revolucionarios, como pueblo generoso, amoroso y solidario”, concluyó.